Viajar para mejorar la imagen

Cuando pensamos en viajar a un destino turístico como Estambul nos vienen a la cabeza todas las cosas que hemos leído sobre esa maravillosa ciudad: sus edificios mezcla de diferentes culturas, sus impresionantes mezquitas, sus puentes, su mercado en el que es posible perderse durante horas y horas y encontrar prácticamente de todo…

Pero, ¿sabías que Estambul es uno de los principales destinos turísticos para los injertos capilares? Cientos de personas viajan cada mes a Turquía para poder realizarse este tipo de intervenciones que allí son tan baratas que hacen que compense con creces el pago del billete de avión y la estancia.

Incluso han comenzado a aparecer agencias especializadas que ofrecen este tipo de viajes para operaciones estéticas, ya sean los injertos de cabello, cirugía estética en general o incluso tratamientos dentales avanzados.

Compagina turismo e imagen

Lo mejor de todo es que no tienes por qué elegir entre conocer Estambul o realizarte un tratamiento de los antes mencionados. Puedes combinar ambas cosas. Para eso solo tienes que contratar un viaje prolongando la estancia un par de días. Podrás hacer turismo y realizarte esos tratamientos que quieres hacer y que en España simplemente no te podrías permitir pagar.

Cuando contrates un viaje de este tipo consulta como va a ser y cómo te encontrarás después de la operación previsiblemente ya que en algunos casos es preferible realizar las visitas turísticas a priori y ya una vez que has disfrutado de los paseos pasar a la parte de la intervención, no sea que al final los días extras los pases en el hotel porque te sientes cansado o algo dolorido.

Precio bajo pero máxima calidad

Un precio bajo no es sinónimo de mala calidad. El motivo de los precios reducidos hay que buscarlos en las subvenciones del gobierno, muy interesado en atraer a este tipo de turistas que se dejan el dinero en las clínicas y que mejoran la imagen de Turquía en el exterior presentándola como un lugar avanzado en medicina.

Por otra parte, hablamos de un país que es mucho más pobre que España. El nivel de vida es más bajo y también lo son los salarios, por lo que lógicamente, los profesionales no pueden cobrar los honorarios que cobran los expertos en trasplantes capilares españoles.

La calidad de las clínicas no tiene nada que envidiar a las de España y la formación de su personal tampoco.

¿Qué resultados dan los implantes?

Los implantes de cabello han mejorado mucho en los últimos años y hoy se puede decir que son todo un éxito. Solo hay que ver los resultados para darse cuenta de lo bien que actualmente funcionan. Estos son los resultado de injertos capilares:

-Cabello totalmente natural. El pelo injertado tiene el mismo aspecto que el resto del cabello, no se puede diferenciar y además, tampoco necesita ser tratado de diferente modo.

-Cabello permanente. El pelo no se cae al cabo de un tiempo, no tiene fecha de caducidad. Y eso incluso si lo tiñes y si lo permanentes para mejorar todavía más tu imagen.

-Sin calvas ni entradas. Con los implantes de cabello desaparecen tanto las calvas como las entradas. Volverás a tener cabello por igual en todas las zonas de tu cabeza y eso hará que tu imagen en general sea mucho mejor.

Mejora tu imagen

La mayoría de los hombres comienzan a perder pelo siendo bastante jóvenes. Cuando todavía están en la treintena ya tienen unas entradas muy prominentes o, directamente, son calvos. Esto hace que parezcan mucho mayores de lo que son y que pierdan parte de su atractivo. Al recuperar el pelo, su imagen mejorará notablemente.

En el caso de las mujeres el pelo es todavía más importante. Poder tener todo el pelo, sin calvas o el espesor deseado hará que no haya que depender de peinados o de postizos para poder salir a la calle con la mejor imagen.

Recupera tu autoestima

Al mejorar tu imagen podrás recuperar tu autoestima, algo muy importante para cualquier persona. Cuántas veces un hombre con entradas se siente inseguro y se has puesto gorra para tapar las entradas. El problema es que una vez que se presenta ante la gente con gorra quitarla puede ser todavía más duro y por eso, para muchos, se ha convertido en una parte de su atuendo.

En el caso de las mujeres esto sucede con esos postizos que se colocan para que parezca que hay más pelo o para cubrir su falta en un área concreta. En algunos casos, tienen problemas hasta para quitárselos por la noche porque no quieren que sus parejas las vean sin ellos.

Recuperar el pelo supone recuperar la autoestima y la seguridad y dejar atrás los complejos que no permiten que uno se muestre tal y como es ante la gente.