Reconocer un desguace de calidad

desguaces4x4.net (1)

Cuando te compras un coche de segunda mano en lo primero en lo que piensas es en sí estará en las mejores condiciones porque nunca se sabe qué vida le ha dado el anterior dueño al vehículo  ya que hay personas muy cuidadosa con sus coches, los miman y los cuidan como si tuvieran vida propia. Sin embargo hay otras personas que no les prestan la más mínima atención y acaban estropeándose antes de tiempo.

Por esto comprar un coche de segunda mano es como una lotería, y rezas por que el que tú vas a comprar sea uno de los mimados. No obstante los coches vendidos de segunda mano, deberían venir con una guía de los mejores talleres y desguaces de la localidad. Porque más tardes o más temprano seguro que los necesitamos, hay desguaces especializados como los que solo se encargan de motocicletas y ciclomotores o los desguaces4x4 en los que la mayor parte de sus piezas son para vehículos cuatro por cuatro.

Sin duda lo mejor antes de comprar un coche de segunda mano es que un mecánico experimentado le haga una revisión a fondo y te informe de si tiene algún fallito por pequeño que sea para poder solucionarlo antes de que vaya a más.

También es aconsejable que esta revisión la realice un mecánico que no tenga nada que ver con el taller o el concesionario en el que vas a adquirir el vehículo, ya que todos barremos para dentro y es mejor no sentirnos engañados. Las piezas de los cuatro por cuatro están muy cotizadas por que son coches con menos siniestralidad así que encontrar piezas de segunda mano es algo más complicado, por eso es bueno contar con algún taller de confianza para tener controlados todos los posibles. Lo mejor para distinguir un desguace de calidad es hablar con personas que ya sean clientes de estos lugares y escuchar sus opiniones con respecto a lo que encuentran y lo que no es el desguace en cuestión, el boca a boca es la mejor publicidad y el mejor método para encontrar la información que necesitas, nada mejor que darse una vuelta por un desguace para saber lo que tiene y lo que no, cuantos clientes van y si el trato es el adecuado, aparte claro está de comprobar que las piezas están revisadas y garantizadas por los  profesionales que allí trabajan.