Las ventas mas provechosas

mercamaterial.es foto 1

Todos los años es la misma historia, se acaba el cole y los niños salen con un sobrecito en el que se detalla a la perfección los gastos a los que los padres vamos a tener que hacer frente, suelen ser gastos con los que todos contamos pero que todos los años nos dejan la cuenta tiritando. Unos gastos que en muchos casos dejan a familias sin dos euros en el bolsillo, gastos inasumibles para desempleados o personas con pocos recursos.

Estos gastos se pueden abaratar de una manera muy fácil, reciclando. Es sencillo y práctico, se pueden reciclar muchas cosas de un curso para otro, los libros por ejemplo, sin no son cambiados por la ley de la enseñanza podrán ser comprados de segunda mano con un considerable ahorro, el material escolar se puede comprar en papelerias online en las que todo es más barato, siempre y cuando lo que hay del curso anterior no pueda ser reutilizado, es decir, las gomas de borrar y los rotuladores sufren un desgaste muy pronunciado durante el curso, pero las reglas, los colores, los archivadores y separadores, las reglas y el compas, todos estos artículos pueden ser usados otro curso sin ningún problema.

Las mochilas suelen ser intempestivas, suelen durar varios años y si acaso lo que hay que cambiar el carro porta mochilas que es el que más sufre.  Lo ideal es tener amigos o conocidos entre los padres y madres del colegio, de este modo es posible que se puedan reciclar uniformes de otros cursos y edades, tu se los pasas a alguna madre y ella a ti, así no hay que comprar el uniforme al completo, que suele ser una de los gastos fuertes de la lista.

Lo que es impepinable es el gasto del comedor si es necesario. Si hay opciones como que los niños coman con los abuelos o algún familiar con el fin de ahorrar ese dinero mensual que en muchos casos supera los cien euros, pues es factible acogerse a esa opción. Y es que está claro todo lo que se pueda ahorrar para el buen funcionamiento de la casa se ahorra, ya que es igual de valido un libro comprado a estreno que uno de segunda mano, los gastos pueden ser menos sin nos lo proponemos y sabemos organizarnos apra obtener los mismos productos a un precio más bajo.